Seguro que alguna vez has escuchado eso de que en otoño no solo las hojas caen. Aunque te sorprenda es un dicho bastante acertado, y es que justamente en esta época del año se acentúa la caída del cabello.

¿Te ha pasado? No es algo de qué preocuparse, ya que se trata de una reacción natural del ciclo capilar que afecta a hombres y mujeres, así que todo el cabello que pierdas lo recuperarás poco a poco.

¿Por qué se cae el cabello en otoño?

La respuesta a esta pregunta es sencilla, es que al acercarse la llegada del invierno todos los mamíferos mudan el pelaje y nosotros no somos la excepción a este proceso natural evolutivo. Debes tener en cuenta que la reacción que se produce es conocida como renovación capilar, por lo tanto, el cabello perdido es sustituido por nuevo y no causará alopecia.

Por supuesto, esta caída estacional de cabello puede acentuarse según diversos factores:

• Será más evidente la caída del cabello en mujeres de melena larga.
• Puede presentarse en menor medida la caída del cabello en hombres.
• En personas de cabellera abundante la caída del pelo puede notarse más intensa.
• El uso excesivo de planchas y secadores, una alimentación poco equilibrada o peinados muy tirantes pueden incrementar esta condición estacional.
• Entre las causas de la caída del cabello destacan climas extremos, ansiedad, estrés y déficit de hierro en la sangre.

Consejos para evitar la caída de pelo en otoño

La realidad es que durante el otoño el folículo capilar entra en periodo de descanso, haciendo que el cabello comience a caer para luego crecer al cabo de unos meses. Por suerte, existen soluciones efectivas que puedes poner en práctica para evitar la pérdida del cabello en otoño, o al menos hacer que esta no sea excesiva:

  • Cepilla tu cabello a diario: de este modo irás perdiendo el cabello necesario de forma progresiva y no acumularás pelo desprendido que retirarás en un gran puñado.
  • Mantén la calma: es ideal evitar el nerviosismo, ansiedad y estrés. Ahora ya sabes que es un evento natural y pasajero que no dejará secuelas.
  • Lava el cabello correctamente: al lavar tu melena masajea suavemente el cuero cabelludo con ayuda del champú y usa agua fría para retirar el exceso de sebo.
  • Trata al cabello con delicadeza: al desenredarlo después de la ducha evita los tirones, reduce el uso de boinas, sombreros, geles agresivos y calor.
  • Aplica tratamientos fortificantes: aplica tratamientos naturales no invasivos para fortalecer el cabello. Entre ellos, la mascarilla de aguacate, huevo y aceite de oliva es estupenda. Déjala actuar durante 20 minutos antes del lavado para hidratar y fortalecer.

Que la pérdida de cabello en otoño no te sorprenda, sé precavido y disfruta de una melena hermosa durante todo el año. Si quieres más información no dudes en contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de atenderte!